Otro corto, este me encanta.

Enlaces a esta entrada
No soy muy de engancharme a series, básicamente porque no tengo tiempo. Pero aún así, siempre intento llevar una, para que me dé un poco de aire en la neurona. Una de mis series favoritas es House.
Sí, sé que mucha gente se desenganchó en la cuarta temporada (reconozcámoslo, la huelga de guionistas le hizo mucho daño a esta serie), pero a mí me gusta. De hecho, la sexta temporada (quitando el almíbar del final de la finale) es una de mis favoritas… porque le quitaron a House el aire de diosecito que le habían colocado (la quinta temporada se me hizo insoportable en ese aspecto).
Porque en muchos aspectos, House es como Snape (¿os recuerdo que soy de letras y fandomera? Puedo sacar teorías de lo que quiera y justificarlas). Sí, es un genio, pero porque suple con lo que la gente llama genialidad su falta de inteligencia emocional. Y por eso me gusta Nolan. Porque le hace comprender que no sólo existe un tipo de inteligencia , y al descubrirlo, House se da cuenta de lo vulnerable que es.
Y es que se da cuenta de que la única relación duradera que tiene es con Wilson… Un señor que busca la necesidad. Y es que Wilson, (Wonder Boy, nuestro Harry Potter particular de esta serie) tampoco es que sea un ejemplo de inteligencia emocional a seguir. Tengo un problema con Wilson, y es que cómo cada vez sabemos menos de él con el canon, mi cabeza está llena de fanom… así que muchas de las cosas que sé, ya no sé hasta que punto se corresponden con la serie y cuales con el mundo fanfiquero.
Wilson es uno de los tres hijos de una familia (y estoy convencida de que es el hijo mediano). Es un fracasado en este sentido. Estoy convencida que gran parte de la necesidad que tiene de estar junto a House proviene del hecho de que House es libre: él nunca ha querido formar una familia… Wilson ha fracasado… ¡¡5 veces!! Además, no sé si recordais el capítulo del hombre con el síndrome de espejo…¡¡es el único que controla a House!! Porque Wilson es manipulador… y si no es un personaje realmente malvado es porque tiene una conciencia de lo que es vivir en sociedad alta…
En fin… que por si no os habéis dado cuenta… los darkWilson! Me vuelven loca.
¿Y de los secundarios? (¿A todo esto, Wilson es secundario o no? Yo empecé a ver la serie porque estaba en pleno apogeo de mi amor por Robert Sean Leonard). Pues ODIO con toda mi alma fandomera a Foreman. Es un cretino… no tiene tanto talento y encima se cree superior a mucha gente (y me recuerda a alguien que conozco en mi vida real). Y no me gusta 13. Y Cuddy me gustaba cuando no teníamos el Huddy como canon (Huddy= relación House con Cuddy).
Mis “patitos” favoritos son Chase (a partir de la segunda temporada, en la primera es un idiota sólo superado por la moralidad de Cameron y lo estúpido de Foreman) y Kutner. No os podéis imaginar lo que lloré con su suicidio (joroba Obama, haberte buscado otro asesor). Porque Kutner es un friki, pero es un friki que se hace respetar, leche. No es un friki marginado… de hecho él resuelve un caso…y es generoso, porque se lo da a Taub para que no pierda su trabajo… y es amigo de sus amigos y lo traicionan… (sí, es como Michael de QAF).
En fin… que yo aún espero a los martes para mi sesión de Vicodina… digo de ibuprofeno, que ya nos hemos desintoxicado…



(Pero por favor… que quiten el Huddy pronto)
Enlaces a esta entrada
a matrix dreamphoto © 2006 Gisela Giardino | more info (via: Wylio)

El otro día leía en twitter que un alto número de adolescentes estaban más contentos con su vida digital que con su vida analógica. (No recuerdo de quien era el tweet ni dónde estaba la noticia que comentaba, pero si alguien se siente aludido estaré encantada de darle mention). Sé que muchos se escandalizaron, pero yo los entiendo. Yo no soy adolescente, pero yo también soy mucho más feliz en mi vida digital que en mi vida analógica.

Porque mi vida analógica es una mierda. Con todas las letras. Mi vida se limita a trabajar, estudiar y ver series en una pantalla de 7 pulgadas; cenar viendo Intereconomía aunque se te reviente el hígado y estar sola. Porque dos meses para intentar quedar con alguien o que tus amigos estén en cualquier lado menos en tu ciudad hace que tu vida sea una mierda. Que tu opinión no valga nada, que da igual lo que hagas siempre esté mal, siempre recibas un no…. ¿bueno, pilláis el concepto?

Pero en mi vida digital, a veces me permito soñar, y a veces doy mi opinión (cuando se me olvida autocensurarme), y leo cosas interesantes y ¡¡joroba!! Tengo hasta un gato (virtual, pero gato). Y puedo hablar y me siento menos sola…

Lo único bueno que tiene mi vida analógica últimamente es que me he autolevantado mi restricción de café… Total, voy a dormir igual… y el estomago ya lo puedo regalar por mal funcionamiento… Creo que este lo prefiero en 1.0
Enlaces a esta entrada
Echo mucho de menos los primeros videos de Placebo... impactantes. Además, ¿a Brian no le ha cambiado la voz?

Enlaces a esta entrada
Desde hace unos días, corre por mi Timeline, este video... así que sin más...




Por cierto, si te unes... soy @vimpela
Enlaces a esta entrada
Tired from grooming?photo © 2009 Tambako The Jaguar | more info (via: Wylio)


No me puedo creer que sólo sea jueves. En serio, ¿esta semana es eterna o algo así? El lunes 7 horas y media de clase, el martes y el miércoles, 6, hoy me esperan otras 6, mañana me esperan 4 horas y media… y muchas horas de hacer papeles, de revisar webs, de preparar un portfolio para los chavales que se examinan de KET, PET, FCE y CAE…. Y corregir…Y los de acceso exigiendo cosas que yo no puedo saber…
Y estoy atascadísima en un punto de la memoria (que creo que directamente dejaré abandonado hasta que pueda hablar con mi profesor)… y mi madre ocupando la otra cama de mi habitación… y yo quedándome sin el último placer que me quedaba: leer por la noche oyendo música…
Joder, ¿en serio es sólo jueves?
Enlaces a esta entrada
Deep Red Rosephoto © 2007 Josh Berglund | more info (via: Wylio)
No sé quien eres. No puedo convencerte de que esto no es una de sus trampas, pero no me importa. No sé quién eres tú, pero tengo un lápiz pequeño que no han encontrado. Lo escondí dentro del wáter. No creo que pueda a volver a escribir… esta es la historia de mi vida, la única que jamás voy a escribir, y ¡dios mío! La estoy escribiendo en papel higiénico.

Nací en Nottingham un día muy lluvioso de 1957. A los 11 años empecé a ir a un instituto femenino. Quería ser actriz.
Conocí a mi primera novia en el instituto. Se llamaba Sara. Tenía 14 años y yo 15 pero estábamos las dos en la clase de la Srta. Watson. Tenía unas muñecas preciosas.

En clase de biología, mirando fetos de conejo en tarros de formol, escuché a la Sra. Hird decir que eso era solo una fase adolescente que se supera. Sara sí. Yo no.
En 1976 dejé de fingir y llevé a casa a una chica que se llamaba Christine para que conociera a mis padres.

Una semana más tarde después me fui a Londres y empecé a estudiar teatro. Mi madre decía que le había roto el corazón pero lo que me importaba era mi integridad. ¿Soy egoísta por ello? Se vende por muy poco pero es lo único que tenemos en la vida.

Es lo último que nos queda… y con ella somos LIBRES.

Londres. Era feliz en Londres. En 1981 hice de Dandini en La Cenicienta: Mi primer trabajo en teatro. El mundo parecía raro y enloquecido, con esas multitudes invisibles tras los focos y todo ese glamour. Era excitante, pero me sentía sola. Por la noche me iba a bares de chicas, pero mi actitud era distante y no me desenvolvía con facilidad. Conocí bien el ambiente pero no me sentía cómoda. Muchas de ellas solo querían ser lesbianas. Era su vida, su ambición, lo único de lo que hablaban. Pero yo quería algo más.

Yo quería algo más.

El trabajo mejor´, conseguí pequeños papeles, luego fueron mayores. En 1986 protagonicé Las Salinas: un éxito de crítica pero no de público.

Conocí a Ruth en el rodaje. Vivimos juntas y el día de San Valentin me enviaba rosas y…¡¡Dios, teníamos tanto!! Nos amábamos. Esos fueron los mejores años de mi vida.

En 1988 empezó la guerra y después ya no hubo más rosas para nadie.

En 1992, tras la invasión, empezaron a hacer redadas de gays, se llevaron a Ruth cuando estaba en la calle buscando comida.

¿Por qué nos tienen tanto miedo?

La quemaron con colillas y la obligaron a darles mi nombre. Firmó una confesión donde afirmaba que yo la había seducido. No la culpe. La quería tanto… no la culpe. Pero lo hizo. Se suicidó en su celda. No pudo soportar la traición, el haber entregado su dignidad. 

Oh Ruth.

Vinieron por mí. Dijeron que quemarían todas mis películas. ME raparon la cabeza. Me metieron en un wáter mientras decían chistes de lesbianas. Me trajeron aquí y me drogaron. Ya no siento la lengua, no puedo hablar. 

La otra lesbiana que había aquí, Rita, murió hace dos semanas. Imagino que yo lo haré pronto. Es extraño que mi vida tenga que acabar en un lugar tan horrible, ya que durante tres años todo han sido rosas y ninguna disculpa. Moriré aquí, cada parte de mí morirá… 

Excepto una.

Una parte. Es pequeña y frágil y es la única cosa en la vida que merece la pena tener. No debemos perderla ni venderla. Ni desecharla. No debemos dejar que nos la quiten.
No sé quién eres ni si eres hombre o mujer. Tal vez nunca llegue a verte, nunca te abrazare ni lloraré ni te emborracharás conmigo. 

Pero te quiero.

Espero que el mundo cambie, que las cosas mejoren y que la gente se regale rosas otra vez.
Ojala pudiera besarte.

Conozco cada parte de esta celda.. Esta celda conoce cada parte de mí. 

Excepto una.

V de Vendetta.
Alan Moore, David Lloyd.
Capítulo 11: Valerie.
Enlaces a esta entrada
Otra de las pelis que he visto últimamente es Match Point, dirigida por Woody Allen. La historia trata de un instructor de tenis y el tema de la suerte.
Las decisiones que se deben tomar para avanzar en la vida, a lo que hay que renunciar…
Aunque la película está bastante bien, no me gusta pensar que la vida sea cuestión de suerte… porque si todo es cuestión de suerte, ¿De qué sirve todo el esfuerzo que puedas hacer en la vida?

Enlaces a esta entrada
Hace un par de fines de semana fui a Málaga a hacerle una visita a mis amigos. Una de las cosas que más me gusta de ellos es la cantidad de pelis que vemos habitualmente, y esta última vez no ha sido una excepción.
La primera que vimos fue Lady Halcón (o Lady Pollo Rapaz). La historia de un ladronzuelo que se va ayudando a un misterioso caballero con un halcón. El actor que interpreta al caballero es…¡¡mi androide favorito!! Si habéis visto Blade Runner, el replicante… ese actor que del que no sé su nombre pero con unos ojos preciosos, ese es el actor. El caso es que el caballero y el halcón son una pareja de amantes bajo un hechizo. La película es… se deja ver. Reconozco que demasiado pastelosa y que lo que la salvó fueron los comentarios que hicimos a pesar de los que querían tomársela en serio.



En fin, tambien vimos La princesa prometida, con su español, su pirata Roberts y su siciliano... en fin...

¡¡Mi nombre es Iñigo Montoya...!!
Enlaces a esta entrada
Generalmente me despierto muy temprano (costumbres familiares) pero odio, odio odio, despertarme con esa máquina infernal que es el despertador. Así que cuando tienes suerte y te despiertas cinco minutos antes de que suena esa máquina del infierno y puedes poner una canción bonita en el iPod... el día empieza de una forma maravillosa.

Enlaces a esta entrada
Hand Stop Sign_1724photo © 2007 James Emery | more info (via: Wylio)

He asumido que haga lo que haga, no doy para todo... Para hacer todo lo que tengo que hacer, el día debería tener 30 o 35 horas... así que sabiendo que no iba a poder hacerlo todo, decidi tomarme un finde libre...

Lo malo, es que todo sigue ahí, encima de mi mesa, esperando para ser hecho...
Enlaces a esta entrada
No me interesa tanto que me aclamen y tal, pero ya que empieza mi recolección anual de "noes" tengo que pensar en positivo.

Enlaces a esta entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...