'
Sintiéndome un poco Sabina en Esta boca es mía puedo empezar diciendo algo así como “a los 14, parece que ayer…” yo pensaba que a los 25 mi vida sería diferente. Me imaginaba viviendo en un piso pequeño, en Granada, con un gato, un trabajo que no sabía determinar (si no recuerdo mal a los catorce quería ser criminóloga o directora de cine… como siempre muy encauzada mi vida) e independiente.

Este año he comprobado que a mis chicos de quince y dieciséis años los veinticinco les sigue pareciendo la edad mágica del cambio…

Y lo cierto es que en cierta forma, los veinticinco han traído cambios a mi vida… No los que yo esperaba a los catorce (y que no sé si llegaran algún día).

Son más bien cambios en perspectiva… algo de serenidad que no sabía que podría tener y una resignación.. que no es ni buena ni mala, simplemente me permite darle otra perspectiva a todo.

En cierto modo, me gusta pensar que hasta ahora, todo lo que hacía era llevar entre los brazos todo lo que vivía, y llegó un momento que me impedía ver más allá. Sólo existía el presente porque todo lo que llevaba en los brazos me impedía ver más allá…

Ahora llevo lo mismo que he vivido, pero he aprendido a optimizar esfuerzo. Lo he dejado en una mochila… aún va conmigo, aún puedo consultarlo… pero no me impide ver más allá…

Supongo que el gato tendrá que esperar.
Enlaces a esta entrada
¡Atención, Rebajas!photo © 2006 Sento | more info (via: Wylio)


Siguiendo los consejos de esa gente que habla de la prima de riesgo (debe ser del pueblo porque hasta hace poco yo no había oído hablar de ella) que pide (o exige) que los habitantes de los P.I.I.G.S. se aprieten el cinturón, he puesto de rebajas mis sueños.

Así, el hecho de querer vivir un tiempo fuera de España se ha convertido en la esperanza (lejana y sostenida con pinzas) de poder independizarme antes de los cuarenta.

El gato ha pasado a ser de peluche… aunque seguirá llamándose Cianuro.

El viaje a Egipto lo harán mis Sims.

He cambiado New York por Barcelona y Nueva Zelanda por Galicia.

El curso de chino en Hong Kong lo he cambiado por un libro que te explica gramática china…

Al fin y al cabo hay que adaptarse al tiempo en el que vivimos y los jóvenes no tenemos futuro… así que pongamos nuestros sueños de rebajas.
Enlaces a esta entrada
07.WhatSay.Hand.Self.SW.WDC.29nov05photo © 2005 Elvert Barnes | more info (via: Wylio)

En realidad llevo meses pensando en escribir esta entrada, desde que escuché a Vargas Llosa recibir el Nobel y comentar sus primeros escritos, y nunca me he atrevido a hacerlo. Pero despidiéndome de Harry Potter, se me ocurrió hablar de esa otra vida, de esas otras lecturas que hagan que me emocione.

Hay muchas formas de leer, pero una de ellas es esa en la que los personajes te roban el corazón; cuando un personaje deja de ser el prisionero de un libro y se convierte en una parte de ti, tú no quieres que quede prisionero entre las páginas de ese libro, tú quieres que ese personaje siga vivo…

Según recuerdo de mis clases en la universidad, había una teoría que decía que la toda obra literaria tenía huecos que deberían ser llenados por el lector; así la experiencia de la lectura sería diferente para cada lector (si no recuerdo mal era de Yser).

Esos son los dos principios básicos en los que se basa el fanfiction. Un fanfiction es una historia escrita por fans y para fans.

Aunque pueda sonar a algo estúpido, a mi me sigue pareciendo impresionante que haya tanta gente que escriba y comparta sus historias. Para que os hagáis una idea en este momento hay más de 500,000 historias sobre Harry Potter subidas a ff.net.

La experiencia del fanfic es totalmente diferente a la experiencia de leer un libro. En primer lugar porque se asemeja al inicio de la novela, cuando era publicado en fascículos… Para saber lo que les pasa a continuación a los personajes tendrás que esperar a la siguiente actualización (y os aseguro que hay ocasiones en las que la espera es francamente angustiosa).

La segunda diferencia es la cercanía con el autor… Yo jamás me atrevería a escribir a Rowling o a otros autores, (mucho menos con Tolkien, que lleva sus añitos viendo crecer los enanos), pero sí me atrevo a escribirme con autores de fanfics. En primer lugar porque me emocionan, en segundo lugar porque tienen algo en común conmigo: aman tanto un personaje que le han querido dar más vida que la que queda en el libro. Si queréis os cuento que cuando me respondió Silverfox, autora de My name is Sev…erus, yo saltaba de alegría en la habitación del ordenador y mi madre pensaba que estoy loca. De todas formas no es necesario mandarle un mail al autor, simplemente con dejarle un comentario (la famosa frase “su comentario es mi sueldo”) es increíble. Hay comentarios que van sólo al “me gusta, sigue”; pero hay comentarios que son autenticas críticas literarias… Aquí tengo que decir una cosa, los españoles somos muy vagos para comentar.

¿Y la calidad? Pues sinceramente, hay de todo… Hay fanfics que son basura, pero hay autenticas obras de arte… Gente que escribe los años de los merodeadores o de las siguiente generación en Hogwarts, gente que escribe sobre la infancia de Legolas o el ascenso al poder de Voldemort… Hay fanfics que superan en mucho al libro original, por la sencilla razón que respetan tanto a los personajes, están hechos con tanto cariño que son increíbles: bien documentados, bien escritos, amenos…

Y también están los fanfics malditos… aquellos que se empiezan y nunca se volvieron a actualizar.

Comencé hablando de Vargas Llosa y acabaré con la cita exacta que inspiró este post, porque al fin y al cabo… él también fue fanfiquer.

La lectura convertía el sueño en vida y la vida en sueño y ponía al alcance del pedacito de hombre que era yo el universo de la literatura. Mi madre me contó que las primeras cosas que escribí fueron continuaciones de las historias que leía pues me apenaba que se terminaran o quería enmendarles el final. Y acaso sea eso lo que me he pasado la vida haciendo sin saberlo: prolongando en el tiempo, mientras crecía, maduraba y envejecía, las historias que llenaron mi infancia de exaltación y de aventuras.



PD: Muchas gracias a todas esas personas que con sus fanfics me han hecho y me hacen reir, llorar, emocionarme y maldecir cuando abro el correo y no tengo la alerta de actualización.
Enlaces a esta entrada
Enlaces a esta entrada
Considerando que el viernes se estrena Harry Potter y las reliquias de la muerte, parte 2 y que mi Harrypottitis está muy grave esta semana, me permito escribir esta semana sobre dos temas a los que quería dedicarle una entrada en el blog: las traducciones de fans y el fanfiction… pero no temáis, para que no sufráis más de lo necesario, las entradas no son ni de lectura obligatoria y lo haré en dos entradas diferentes.
Hoy empezaré por las traducciones de fans, no sólo del séptimo libro sino del sexto también (que le tengo más cariño por estar con las manos en la masa) y para evitar que me pierda la pasión intentaré responder las seis preguntas básicas esas que nos enseñaban en el cole.
Harry Potterphoto © 2010 Halle Stoutzenberger | more info (via: Wylio)


¿Por qué?

En lugar de dar un porqué especifico, intentaré poneros en situación. Ahora pensar en una traducción fan de Harry Potter es estúpido, ¡pero es que ahora están todos los libros en la calle! Cuando fans de España y Latinoamerica se pusieron de acuerdo para traducir el Príncipe Mestizo y las Reliquias de la Muerte se vivía en un agonía horrible (entiéndase el toque de humor). Entre libro y libro pasaban una media de dos años y entre la publicación del libro en inglés y el libro en español nunca se ha bajado de seis meses (el libro original salía en verano, el de español casi siempre después de Navidad, así la editorial tenía dos repuntes de ventas: el de navidad y el del lanzamiento). Por cierto, veréis que digo El príncipe mestizo y no El misterio del príncipe. La razón es que desde que Rowling dijo el título “Half-blood Prince” , en el mundo dónde me movía empezamos a llamarlo así y creo que es el gran éxito de los fans (y de las traducciones de fans) que ese título quedara para los fans y que la editorial le cambiara el título a otro para desvincularlo de aquellas traducciones “piratas y de mala calidad”.

Para una persona que leyera el libro y fuera un libro más eso no tenía importancia, se esperaba y punto; pero para un fan… ¡¡Joroba!! El quinto libro acaba con Sirius cayendo a través de un velo y el Ministerio de Magia admitiendo que el-que-no-debe-ser-nombrado (perdón. Lord Voldemort) ha vuelto, el sexto con Snape matando a Dumbledore… Era imposible esperar más para saber que estaba pasando… Además, la editorial siempre dijo que se tomaría su tiempo en traducir para dar calidad (aunque entre los fans hablemos de la traducción salamandrina)… ¿En serio es necesario seis meses para traducir un libro que te va a dar dinero a patadas? Los fans necesitaban respuestas y la mejor forma de obtenerlas era leyendo los libros, los fans necesitaban comentar y hacer teorías… ese es más o menos el sentido que hizo que alguien pensara “vamos a traducir el libro entre todos”.

¿Cuándo?

Sé que la gente que leyó titulares como “Fans de Harry Potter traducen el Séptimo libro en 5 días” piensa que es rápido. Pero la traducción no empezaba cuando salía el libro. La traducción comenzaba mucho antes.

No recuerdo si era en la web de Rowling o en la de Scholastic (la editorial británica), varios semanas antes de la salida del libro salían los títulos de los capítulos (lo que dio de si el “Draco’s Detour” para elaborar hipótesis), en ese momento la persona que organizaba la traducción de fan iba repartiendo los capítulos a las personas que se habían ofrecido a traducir.

¿Cuánto?
No sé como funcionaron las muchas traducciones que hubo. Yo sé como funcionaba en la que yo participé (la he buscado por internet pero ya no la encuentro): Te comprometías a traducir un capítulo y a “betear” (de beta-reader) otro. Betear, significa que lo ibas a “corregir” para evitar que tuviera fallos gordos que dificultaran la comprensión. Yo me limité a eso, sé que no hubo gente suficiente para hacer esto y algunas personas tradujeron un par de capítulos o tres; lo bueno es que la chica que nos organizó (y de la que no recuerdo el nick) intentó que a las personas que les pasaba esto tuvieran un capítulo muy inicial y otro muy del final, para que tuvieran tiempo de hacerlo sin agobios.

¿Cómo?
Más que el como de traducir que todos sabemos como funciona, creo que es más interesante saber el cómo se organizó. En aquellos días antediluvianos en los que el Facebook no existía ni en los sueños de Zuckerberg, no sé como se movían los fans… yo me movía en los ya extintos grupos de MSN y los grupos de yahoo. Esos grupos generalmente recibían el nombre de “Orden….” (porque el quinto libro se llamó Harry Potter y la Orden del Fénix). Esos grupos solían tener un foro y allí se organizó todo; una persona pedía gente para traducir y entre eso y mucho mail así se organizó. Mucho mail, mucho foro y mucha paciencia.

Yo no estuve en la traducción del séptimo, (claro que decir La traducción es falso porque de cada grupo de amigos se sacaba una traducción), pero os puedo dejar el link al HL radio dónde gente que participó en el proyecto Deathly Hallows explican mucho mejor que yo (y sin el rollo que estoy metiendo)

¿Quién?
Este tipo de proyectos, en los que el lema era “hazlo rápido y hazlo bien” sólo podía hacerlo gente que amara las historias y a sus personajes. Traducir un capítulo rápidamente implica bastante trabajo, y alguna pelea con la familia… ¡¡además de leer y comentar todos los capítulos que se subían para animar y agradecer el trabajo de gente que había hecho el esfuerzo!! No importó edad y podría decir que el género tampoco (aunque cuando yo traduje sólo había chicas) ni si yo hablaba español peninsular y tú español de latinoamerica… Sólo importaba que tanto tú como yo queríamos a estos personajes y tú y yo queríamos poder hablar libremente de lo que había pasado, haciendo que todo el mundo pudiera aportar sus opiniones y si para eso había que trabajar… se trabajaba (¿no es esa la definición misma de pasión?)

¿Dónde?
Las traducciones se subieron a blogs, que iban desapareciendo pocos días después. Me imagino que detrás estaría el famoso copyright. A día de hoy es prácticamente imposible encontrar una de esas traducciones de fans.

Para acabar
Este es el misterio (del príncipe XDDD), detrás de este trabajo sólo había la fuerza que da la unión de un grupo de gente con algo en común y que quería poder compartir lo que estaba pasando. Sí hubo gente que sacó aquellas traducciones en papel y las vendió en los mercadillos, sí hubo traducciones buenas, malas e incompletas… Pero ¿no es bonito que de la nada salió una organización tan genial?

A día de hoy mucha gente sigue traduciendo, quizás no llame tanto la atención como las reliquias de la muerte… Pero sigue habiendo mucho trabajo y mucha ilusión detrás… desde mi admiración hacía la gente de los fansubs, que no sólo traduce sino que subtitula anime (desde el japonés al español, a veces pasando por pasos intermedios e incluyendo datos de cultura para comprender lo que pasa) con una calidad buenísima) a todos esos “frikis” que nos dejan los capítulos de las series subtitulados en muchas ocasiones horas después de la emisión original (y con lo difícil que es sincronizar subtítulos).


Enlaces a esta entrada
Y sólo puedo preguntarme si Neo se arrepintió de escoger esa pastilla... como yo me arrepiento de haber escogido mi pildora azul

Enlaces a esta entrada
Summer Shoesphoto © 2009 Klearchos Kapoutsis | more info (via: Wylio)


Con esta entrada pongo punto y final a mis vacaciones (o al Vimpela’s Summer Tour 2011). Unas vacaciones atípicas (ni he leído, ni he pisado una montaña ni he puesto un pie en la playa) sin embargo han sido unas vacaciones geniales.

En primer lugar he puesto cara (y voz) a mucha gente que ya conocía; también he vuelto a ver a mucha gente con la que siempre es un placer hablar. ¡¡Y anda que no hemos hablado!! Creo que he escuchado cosas tan interesantes de tantos temas que necesitaré tiempo para asimilarlo: vino, gastronomía, comida (que no es lo mismo), fotografía, cine, artes marciales, comic… ¡¡Que de gente interesante hay por el mundo!!

Y para acabar mi viaje interior… Me gusta mucho viajar sola porque me da tiempo a pensar… y me fui con sólo una idea clara…y es que no podía seguir así…y la idea vuelve más clara, con una hoja de ruta de pequeños y grandes cambios esbozada en una libreta… Ojala saque fuerzas de algún sitio para llevarla a cabo…

Así que este es el fin… aquí acaba el “Vimpela’s summer tour 2011”…. Aunque pensando todo lo que quiero hacer a raíz de este verano… quizás debería decir que voy a ponerle puntos suspensivos
Enlaces a esta entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...