Creo que debo ser de las pocas personas en el mundo que no ha visto Avatar. Y no tengo ninguna ganas de verla. Lo primero es porque no me llama la atención el guión (perdón, yo ya he visto Pocahontas y Un nuevo mundo, no me apetece volver a ver la historia pasada por un filtro azul). Tambien me jorobó que gracias a ella tuviera que esperar un mes más para ver Alicia. Y me jode mil que ahora todas las películas tengan que ser en 3D.
Estar viendo Harry Potter (Toy Story, Alicia…) y pensar… “Esta es la escena en la que justifican los tres euros de las gafitas en 3D,” jode… directamente. Además, sólo son 3 o 4 escenas por película: Si no las ves en 3D notas perfectamente cuales son, si las ves con 3D, piensas “¿por esto he pagado más?”.
En serio, que cansancio. Puedo entender que ahora sea el filón, pero cansa… Ojalá pase pronto la fiebre esta de las gafitas (que yo como miope lo agradeceré eternamente, que es un coñazo ponerme las gafas encima de las gafas).
Por cierto, aprovecho la ocasión para decirle a ese gran innovador del cine que es el señor Cameron (el que no sólo nos inventa el cine en 3D sino que estrena una película en el cine dos veces para añadirle 8 tristes minutos más) ¿por qué no inventa usted el cine-comida fusión? Que todo el espectador que vaya al cine, reciba un menú de calidad o algo así… Seguro que es un taquillazo.

Comments (2)

On 23 de noviembre de 2010, 22:20 , Jaimemarlow dijo...

Opino lo mismo que tú sobre el cine en 3D, lui.

Por otra parte, Avatar me pareció mucho mejor que Alicia: Tim Burton, con los buenos ratos que me has hecho pasar y de qué modo la pifias a veces (Alicia, Charlie y la fábrica de chocolate, El planeta de los simios).

 
On 27 de noviembre de 2010, 14:07 , Lui Prince dijo...

Para entender el cine actual de Tim Burton, Jaime, hay que entender la relación directa que hay entre su cine y su vida personal.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...