Estoy cansada, sinceramente. Hace poco volví al instituto donde estudie. Y era exactamente igual a como lo recordaba. El pupitre me asfixiaba. Allí quise ser como todo el mundo (fumaba, quería ir de botellón aunque mis padres no me dejaban...) y me di de bruces con una realidad horrible. No me gustaba, no era capaz de ser así. Y bueno, no era la única; unas compañeras y yo eramos las "no-guays".

Siempre he dicho que cada cual tiene sus propios armarios de los que salir, y yo lo hice al irme a la universidad. Estaba muy cansada de llevar una máscara de normalidad (e intentar olvidar quien era yo debajo) y pensé que ya estaba bien. Así que, aunque siempre he sido un poco rarita, ahora no pasaba nada por ser friki.

Lo malo de empezar a pensar por ti mismo, es que es adictivo... y llega un día en que te da igual lo que piense el mundo mientras tú estes seguro de lo que haces. Así que, si hablaramos de cocina, pasas de ser un "show-man divertido" como Arguiñano a alguien como Ferran Adriá. Haces algo que te gusta a tí, y esperas que a los demás les guste tambien... si no, pues te importa un pepino. Y eres una pelicula de Tarantino, porque o te odian o te aman, pero que más da... porque tú eres Ferran Adriá.

Pero no todo el mundo puede ser un cocinero de diseño y aguantar las críticas. Porque el mundo está preparado para comer en el McDonalds, dónde la comida es igual: procesada, sin sabor pero igual y Ferrán Adriá se ve como una amenaza.

Y me he cansado de ser Ferran Adriá. Así que a partir de ahora, seré como todo el mundo. Me costará trabajo y tendré que desintoxicarme de esta borrachera que era mi libertad de ser cómo yo quería... pero valdrá la pena. Porque mis fracasos dejaran de ser sólo mios, y serán fracasos de una masa. Porque ya no seré una emulsión de patata flotando en un mar de aceite de oliva, sino que seré una patata frita anónima, acompañada de otras miles de patatas fritas, en la bandeja de la comida rápida.

Así que repetid conmigo,

¡¡Larga vida al Burguer King!!

(No he comido ni comeré en mi vida en el Bulli; sin embargo sí lo he hecho en el McDonals y en el Burguer King. Espero que a estas alturas, todo el mundo entienda que el título es metáforico... Quizás debería quitar las metáforas y la irónia de mi nueva vida)

Comments (5)

On 17 de julio de 2010, 10:02 , Aikoneko dijo...

¿Te vas a hacer una lobotomía?¿Entonces debo decir adiós a Vimpela y hola a una nueva cani? Me niego, creo que es más humano pegarte un tiro en la frente y acabar con tu existencia.

Yo prefiero mil veces ser diferente a formar parte de esa masa monstruosa e impersonal.Nunca he encajado en los sitios y prefiero no hacerlo si para eso tengo que volverme una amargada con una vida apagada y monótona que no hace más que intentar sobrevivir al fin de semana.

 
On 17 de julio de 2010, 10:08 , Eva dijo...

Ooh Lui no pierdas tu esencia ¿por quéee? Me pregunto cómo serás de esa forma...

 
On 17 de julio de 2010, 11:00 , Anónimo dijo...

como se te ocurraaaaaaaaaaa cambiar.....la q te mata soy yoooooooooo so tonta...al mundo le hace falta gente como tu cariño...q rebaños ya hay demasiados hija miaaaaaaaaaaaaaaaa.....no me seas tonta...q vales demasiado y t ha costado mucho como para tirarlo por la borda!

 
On 17 de julio de 2010, 11:03 , Clara dijo...

Tia,¿que te ha pasado? Tu antes molabas... (Bart Simpson & Clara dixit)

 
On 17 de julio de 2010, 15:23 , Diego Sobrino dijo...

No podías haber definido de mejor manera el día después a tu "día D". Pero ya sabes que creo que no debes conformarte en ser una patata más (aunque ellas tengan ya la plaza), porque ser una emulsión mola, te lo pasas bien, y además, aprendes enseñando. (Dios mío, creo que me he rallado bastante, pero creo que me has entendido. compréndeme, yo también salgo de mi día D)

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...